Reservar

Cala Mitjana

Cala Mitjana está a dos kilómetros de Cala d’Or. Este entrante de mar bello, con una bocana estrecha, se divide en dos brazos, el izquierdo taladra 70 metros de tierra firme hasta convertirse en una calita rocosa y sin playa, mientras que el derecho abarca 120 metros de tierra firme para morir en una playa de 20 metros, de fina arena blanca, bonita, tranquila, acogedora, entre acantilados, peñascos, pinos y arbustos, que maquillan una urbanización oculta al mar abierto la cual, tiene difícil acceso por caminos complicados.

Sus condiciones subacuáticas son aptas para el fondeo de embarcaciones y para la práctica de la pesca submarina. En el brazo izquierdo se registran una profundidad de nueve metros, sobre fondo de arena y roca, y en el derecho se halla un fondo de arena, sumergido a cinco metros. Los suaves acantilados de baja altura y el tupido pinar resguardan del viento este litoral maravilloso. A 2,1 millas marítimas se encuentra la instalación portuaria más cercana, Port Esportiu Marina de Cala d’Or.

El acceso por vía terrestre se realiza a pie. Este hecho implica una afluencia baja de bañistas locales y turistas. El itinerario más sencillo, aunque arriesgado, parte desde Cala sa Nau. Se caminará 20 minutos, serpenteando por el litoral, por un  sendero de roquedal, una caída puede ser grave. Otra posibilidad sería seguir la carretera desde s’Horta hasta el cartel indicador hacia Cala Fe. Una vez allí, se atravesará una finca  que lleva directamente a Cala Mitjana.